FEMINISMOS

Obreras y feministas.
Los flujos de los trans.
16 medidas urgentes para erradicar la violencia machista.

¡Plan para la justicia de género ya!

La precariedad laboral, monetaria y de tiempos se ha instalado en nuestra cotidianidad y lo ha hecho fuertemente atravesada por la desigualdad de género.

Clase obrera se escribe en femenino y plural

La mujer es una fuerza laboral de primer orden en el mundo y el movimiento internacional de mujeres introduce el mensaje de que es posible rebelarse contra las condiciones de opresión y explotación laboral

El tiempo del feminismo

El feminismo sopla cada vez más fuerte. Es uno de los movimientos sociales más importantes de nuestro tiempo y se impone, por tanto, como una necesidad ineludible. Es difícil sustraerse a sus debates, y está obligando a muchas instituciones, entre ellas los medios, a replantearse su compromiso con y su actitud hacia la igualdad. En CTXT hemos aceptado el reto. Como parte del engranaje mediático, de la máquina de producción de mundos y de imaginarios, sabemos que podemos ser una modesta herramienta para el cambio, y queremos serlo. Nuestros suscriptores así nos lo piden; nuestras mentes y voluntades, también.

Nancy Fraser: “Clinton defiende un tipo de feminismo neoliberal, solo para mujeres privilegiadas”

Nancy Fraser (Baltimore, 1947) milita al frente de la lucha feminista y la teoría crítica desde finales de los años 60. Crítica de lo que ella denomina “feminismo neoliberal”, sus teorías sobre el reconocimiento y redistribución como términos para entender las desigualdades sociales son muy influyentes. Fraser recibe a CTXT en su oficina del departamento de filosofía de la New School for Social Research, en el East Village de Manhattan, para hablar de la preeminencia de las políticas de identidad, la importancia de Bernie Sanders, Donald Trump y Hillary Clinton, y las razones por las cuales sintió la necesidad de introducir un tercer concepto -- el de ‘representación’ en su último libro "Fortunas del feminismo" (Traficantes de sueños, 2012) para explicar los males de la sociedad contemporánea y dónde debería centrarse la lucha para arreglarlo.

Feminizar la comunidad

Federici no se ha despegado de la realidad. Muy ligada actualmente a los movimientos de los comunes y en su momento a la autonomía y al marxismo, la profesora emérita de Hofstra University, en Nueva Jersey, ha centrado gran parte de su trabajo en la politización de la ‘reproducción’, poniendo de relieve el trabajo no remunerado que realizan las mujeres, y su papel central en el desarrollo capitalistas y su lógica de dominación, que desarrolla en sus dos libros más recientes, Calibán y la bruja: mujeres, cuerpo y acumulación originaria (2004) y Revolución en punto cero: trabajo doméstico, reproducción y luchas feministas (2013). Federici, con quien la serie ‘Qué hacer’ abre su repaso a las resistencias al ‘trumpismo’, resalta el sustrato sociocultural –“la ‘nueva caza de brujas’— sobre el que se cimenta el ascenso político de un abierto misógino, y señala al movimiento inmigrante como antítesis del mismo y fuente de inspiración para la izquierda estadounidense.